miércoles, febrero 06, 2008

VIVENCIAS DE UN ARDACHO


Siguiendo con el buen proposito de reciclaje....y por que estoy mal de ideas, hoy rescatamos otra maravillosa anecdota ardacha.
Hoy en Retrospecter presentamos a Davito y su odisea en la Costa Blanca. No pierdan detalle amigos, la historia lo merece:

Allá por el verano del 2002, 4 intrépidos jóvenes de esta peña, cuyos nombres no diré a fin de preservar su economato y no ver perjudicada su imagen (Sifo, Mimo, David y Dani), se disponían a pasar unas agradables vacaciones en un lugar paradisiaco de la costa blanca, paraíso de guiris, pensionistas y jóvenes juerguistas solteros, Benidorm (capital peninsular del house, según el Mimo).

Tras instalarse, y después de cenar y ducharse , eso si, sin antes del correspondiente botellón en la caja de cerillas donde se hospedaban, decidieron que la noche era joven y había que aprovecharla.

Después de varios garitos a su espaldas y tras haber acumulado en sus venas cantidades de alcohol que habrían dejado fuera de combate a un rinoceronte, el estado en que se encontraban estos muchachos, y en concreto uno de ellos, no era el aconsejable para conducir maquinaria pesada. Si a esto le añadimos el hecho de que a David se le rompió la suela de una sandalia podemos decir que su imagen era cuando menos penosa, no se sabía si cojeaba por el pedo que llevaba o por su sandalia rota.

Nuestros intrépidos amigos entraron en un local, lo típico, guiris a tutiplén, go gos con ataques epilépticos, consumiciones por las nubes, etc... Dani se acercó a la barra y ni corto ni perezoso dijo su famosa frase: "Esto...dos bacardi con limón, dos whiskys con naranja y un bote de pegamento...no es pa esnifar, eh??"

La camarera le miró con desprecio y le contestó

"¿Que te crees que es esto, una ferretería?"

Dani se agachó y le quitó la sandalia a Daviz, y para arreglarlo dijo

"Que va en serio que es para la sandalia de mi amigo"

Preciosa escena, Dani amenazando a la camarera con la suela de una sandalia, Daviz perdiendo el equilibrio y Sifo y Mimo mientras partiéndose la caja.

Y a todo esto se unió la lluvia (tenia ganas de fiesta), cosa que a nuestro amigo Daviz no pareció importarle, de hecho yo creo que disfrutaba de su compañía, o no se enteraba de que estaba, sospechamos al comprobar que un chorro de agua le caía encima desde el toldo del garito ante la impasividad del animalico.

Ante la imposibilidad de nuestro amigo Daviz de seguir ingiriendo alcohol, decidió que era el momento de tocar retirada, cosa frecuente cuando se dan tres síntomas, a saber: estrabismo, dislexia y un hipo capaz de hacer suicidarse a cualquiera, sin mencionar que es incapaz de mantener una trayectoria recta. Y ahí le teníamos, cabizbajo y haciendo “eses” bajo la lluvia enfilándose hacia dios sabe que nueva aventura. Al parecer el paseo bajo la lluvia le despejo un poquito, hecho que se deduce de la actitud que tomo al refugiarse en un toldo de la playa donde se guardaban las hamacas. Pero no estaba solo, a él se acerco un buen samaritano que tras una amena conversación le ofreció cobijo en su casa, cosa que nuestro amigo rehuso aceptar (ya sabemos que no esta bien irse con desconocidos, ni aunque te ofrezcan caramelos Mimo). El muchacho en cuestión insistió llegándole a ofrecer la posibilidad de secarse juntos en casita. Viendo el panorama, y temiendo por la integridad de su “cerito” decidió que era el momento de seguir mojándose, a lo que puso pies en pontevedra.

El agua seguía cayendo, nuestro amigo andaba con los pantalones arremangados, con el agua llegándole hasta casi las rodillas y con un sandalia en la mano (precioso panorama oiga). Después de dar varias vueltas a Benidor y sobre si mismo, concluyó que lo mejor era buscar un taxi que lo llevará a casa. Tarea fácil si sabes donde tienes que ir, pero claro si al poco sentido de la orientación de Davids le unes el mantecao con el que se había homenajeo esa noche el resultado es....................

David- ola...... nassss nochesss, sejia tam amavle de llevajme al camping pierdas blanjcas.
Taxista- Mande?
David- al camping mierdas blancas o algo asín...
Taxista- No será Arenas Blancas
David- Pos eso, lo que yo había disho......sheveme ande sea por el amor de Dios

No fue hasta bajar del taxi y andar unos metros cuando se acordó de algo que había olvidado. Salió corriendo bajo la lluvia tras el taxi y al darle alcance le dijo al taxista:

"Perdone se me habias olvidaoj la chancal"

El taxista no supo si reír o llorar (aunque más fácil hubiera sido lo primero). Nuestro heroe se acercó al "bungalow" (se escribe asín??) acordandose de que como plan de contigencia, y ante una situación así (u otra mucho más apetecible, jeje) habíamos escondido las llaves. Pero claro, ponte a buscarlas con el pelotazo, eh?...y eso precisamente fue lo tuvo que pensar nuestro amigo cuando después de unos 10 minutos tratando de recordar- ande coño habrán ejcondido la llajve estos jabrrones?- se dió cuenta que tenia unos amigos que tampoco eran muy espabilados y se habían dejado abierta la ventana, se notaba que después de tanto ajetreo el pedal iba remitiendo y empezaban a aflorar ideas en esa pequeña e inexplotada masa sanguinolienta que tiene por cerebro, y se dijo así mismo

"...tomar poj culo, me meto por ahí"

Cosa que parece fácil si no fuera por la sandalia en la mano, el pedal, la mesa donde se subió que resbalaba y la vecina observando

"......jiere una foto señora??"

pero lo consiguió.

Después de esta odisea creo que poco más le podía pedir a la noche, con lo que decidió echarse a dormir y descansar, si no fuera por que al poco rato aparecimos los demás con el consiguiente pelotazo y cachondeo y a la pregunta de

"¿como hostias has entrado sin llave?"

contestó con un lapidario

"Mañana os contare."

Y esto solo fue la primera noche o sea que imaginaros el resto del finde, el cual tuvo por protagonista a nuestro indiscutible rey del anecdotario El Mimo en una mañana de Domingo que tardará tiempo en olvidar.........pero bueno creo que esto lo dejaremos para otra ocasión.

Relato por cortesía del Danito

1 comentario:

Takeshi dijo...

Mi chanclaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa